Un tandilense de 38 años fue detenido luego de confesar, junto con dos cómplices de 31 y 33 años, haber simulado su secuestro para cobrarle el rescate a su propio hermano, un reconocido empresario de la zona.

Todo ocurrió en enero de este año cuando dos personas increparon al hombre y a su hijo de 8 años a la salida del cine. Tras dejar al menor en el estacionamiento de la fábrica de su hermano, se llevaron a la supuesta víctima junto con una suma de 30 mil dólares.

Tras un operativo de la Sub DDI y varios allanamientos, el sujeto confesó la verdad y tras arrepentirse quedó detenido junto con sus dos cómplices. «La decisión de no declarar tras el secuestro» fue lo que desató la sospecha de los investigadores.

El supuesto secuestrado había reclamado a su hermano la suma de 25 mil dólares por su rescate, una vez habiendo confesado los devolvió, pero no así con los 30 mil iniciales. la causa quedó a cargo la UFI N° 3 descentralizada de Tandil, liderada por el Dr. Luis Piotti.

Compartir

Dejar respuesta