Un sismo de 7,6 grados de magnitud que se originó frente a la costa de Honduras azotó anoche la región del Caribe y parte de México. Inicialmente hubo una alerta de tsunami que luego fue descartada.

El temblor se produjo alrededor de las 20.51 (23.51 en Argentina); el epicentro fue mar adentro, a unos 10 kilómetros de profundidad, 202 kilómetros al noreste de Barra Patuca (Honduras) y 303 kilómetros al suroeste de George Town, Islas Caimán, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Por el terremoto se reportaron grietas en viviendas de las provincias de Colón y Atlántida, en la costa norte, y en Olancho, en el este del país. No se reportaron heridos ya que la costa norte de Honduras, la más próxima al epicentro, está escasamente poblada ya que en su mayoría son reservas naturales.

Compartir

Dejar respuesta