La Asociación del Fútbol Argentino decidió extender una semana el plazo para acordar la incorporación de jugadores que militan en el fútbol del exterior y que fueron inscriptos por los clubes argentinos antes que se pase el límite. De esta forma, de cara a la continuidad de la Superliga, Boca logró más tiempo para robustecer su negociación con el Milan por el defensor Gustavo Gómez, al que espera con ansias para la Copa Libertadores.

Por el lado de Independiente, en Avellaneda aguardan por definir la situación del volante central uruguayo Carlos Benavídez. El mediocampista confesó que se encuentra a la espera de la oferta del Rojo.

Lo que llama la atención es que la noticia se conoció minutos antes que se cumpliera el plazo para cerrar los fichajes de aquellos jugadores que habían sido inscriptos cablegráficamente por los clubes argentinos la semana pasada, y el reglamento de la FIFA

La razón es que el próximo miércoles 7 de febrero se cierra la ventana argentina para colocar las transferencias en el TMS (Sistema de Correlación de Transferencias) de la FIFA.

Compartir

Dejar respuesta