Foto: Royal Thai Navy

Murió este viernes uno de los socorristas involucrados en el megaoperativo de rescate de los 12 niños y un profesor que están atrapados en una cueva de Tailandia desde hace trece días. El hombre, buzo y ex miembro de la Marina de su país, perdió la vida por falta de oxígeno.

“Tras haber entregado una reserva de oxígeno, a su vuelta, no tuvo suficiente oxígeno”, anunció el vicepresidente de la provincia de Chiang Rai, Passakorn Boonyaluck. “Perdió el conocimiento en el camino de vuelta, su compañero de buceo intentó ayudarle y llevarlo”, detalló el jefe de los comandos de la Marina, Apakorn Yookongkaew.

Los buzos durante las operaciones de rescate (Thai Navy Seals)

Aunque la muerte de Samarn Kunan (38) significa un golpe duro para los socorristas, éstos aseguraron que siguen teniendo fe en su misión, por demás compleja.

Se espera que hoy intenten llevar a cabo la evacuación de los trece afectados antes de que retorne la lluvia, según las previsiones meteorológicas. Para ello, continúan con las bombas de extracción para lograr que el nivel del agua baje lo suficiente como para que los niños y su entrenador puedan salir sin tener que bucear, o haciéndolo en momentos contados.

Por el momento, un buzo experimentado tarda 11 horas para hacer un viaje de ida y vuelta hasta donde están los niños: seis de ida y cinco de vuelta gracias a la corriente. El recorrido no solo es de varios kilómetros, sino que además incluye pasos angostos y tramos bajo el agua.

Compartir

Dejar respuesta