Se reanudaron las tareas de rescate en la cueva de Tham Luang, al norte de Tailandia. Pese al hermetismo del gobierno local, se reporta que durante la jornada de hoy salieron cuatro niños más, aunque no está confirmado oficialmente. El domingo, cuatro de los doce futbolistas -y su entrenador- fueron rescatados por un equipo de buzos tailandeses e internacionales y trasladados al hospital provincial de Chiang Rai, donde permanecen aislados y bajo un intenso control médico.

Esta mañana, el gobernador de la provincia de Chiang Rai fue aún más cauteloso a la hora de brindar información a la prensa y manifestó su malestar por la cobertura de algunos medios de comunicación, ya que anoche un drone estuvo sobrevolando la zona de la cueva y aparentemente las conversaciones de la policía fueron intervenidas.

En cuanto al operativo de rescate, se sabe que hoy están participando casi todos los buzos que lo hicieron ayer, de los cuales 13 son internacionales y otros 5 tailandeses. Luego de evacuar a los primeros cuatro niños, las tareas debieron ser suspendidas para reponer los tubos de oxígeno; se coloca una cada 25 metros.

Ahora solamente hay 100 buzos, y son 18 los que participan en el operativo de trasladar a los niños: dos por cada uno de ellos, uno por delante con el tubo de aire comprimido y otro por detrás. Asimismo, se confirmó que primero están saliendo los chicos que presentan mayor fortaleza física y psicológica.

Los menores que salieron de la cueva de Tham Luang fueron trasladados primero a un hospital de campaña y luego al hospital provincial de Chiang Rai, donde les hicieron todo tipo de estudios médicos. Aparentemente podrían reencontrarse con sus familiares recién esta noche, aunque sin tener contacto físico hasta que estén los resultados de los análisis y se corrobore que no tengan ninguna infección.

Compartir

Dejar respuesta