El 450 por ciento que subió el boleto mínimo de colectivo desde 2015 provocó que se tenga que destinar cuatro veces más en transporte. Cuando Mauricio Macri tomó el poder el pasaje más económico estaba 3 pesos y en la actualidad se fue a 16,50 pesos y en marzo volverá a subir hasta llegar a 18 pesos.

La misma situación se da con el ticket mínimo del tren que ha registrado un incremento del 460 por ciento, salvo para los pasajeros del Tren Roca que evidenciaron un tarifazo del 600 por ciento. En el subte, el gasto se triplicó con un ajuste del 260 por ciento en este período. Si se comparan estos porcentajes con lo que subió el salario, la situación es preocupante.

De acuerdo a un informe realizado por MinutoUno en base a datos de la Secretaría de Trabajo, en 2015 se destinaba el 1,2 por ciento del sueldo para cubrir los gastos en transporte y en la actualidad esa cifra subió al 4,2 por ciento del haber.

Compartir

Dejar respuesta