Los trabajadores de La Salteña se encuentran en estado de alerta después de conocer que los dueños de la empresa tienen la intención de vender la planta ubicada en la localidad bonaerense de Burzaco, en el partido de Almirante Brown.

Se trata de General Mils, una de las firmas del rubro alimenticio más importantes del planeta que controlan la fábrica argentina desde 1995. “La información oficial por parte de la empresa es que no está en venta aunque tampoco lo descartan. Nosotros nos enteramos a través de los medios», afirmó Ezequiel Barbeito, delegado, a Inforegión.

«Esto genera un clima de incertidumbre muy grande para los 500 trabajadores que laburamos cada día. Estamos trabajando para estar fuertes y unidos ante cualquier situación”, generó. «La situación del país es muy delicada. Nosotros hasta este momento no tuvimos ningún problema con pagos ni con las condiciones de trabajo, pero de todas formas estamos atentos para que ninguna situación nos tome por sorpresa”, dijo.

 

Compartir

Dejar respuesta