Finalmente, y tras nueve meses de indefiniciones, el ministerio de Defensa, Oscar Aguad,  confirmó que la compañía norteamericana Ocean Infinity será la encargada de buscar al submarino ARA San Juan, desaparecido en el Mar Argentino desde noviembre.

De esta manera, tardíamente se atendió el reclamo de los familiares de los 44 tripulantes, que ya avisaron que levantarán en las próximas horas el acampe en Plaza de Mayo. Tras la firma del jefe de Gabinete Marcos Peña, en dos semanas zarpará desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) el convoy de barcos hacia estas costas.

Hace exactamente diez días que Ocean Infinity resultó preseleccionada para la búsqueda, superando en instancias evaluatorias a la UTE que conformó el ítalo-americano Hugo Marino con empresarios canadienses. También se oficializó quiénes serán los veedores que se sumarán a la travesía: tres de la Armada y cuatro civiles, uno de cada querella. En representación de los 44 familiares irán Luis Tagliapietra, José Luis Castillo, Silvina Krawczyk y Fernando Arjona.

Se espera que la próxima semana se reunan en Buenos Aires con los directivos de OI, aunque todavía resta la aprobación del CEO de la firma, el inglés Oliver Plunkett. En vistas del cumplimiento de las demandas administrativas, también levantarán el acampe en Plaza de Mayo, en donde permanecieron algunos parientes desde el 27 de junio, según confirmó Tagliapietra, padre de uno de los marinos, en diario Perfil.

Compartir

Dejar respuesta