El último adiós a Débora Pérez Volpin tuvo lugar esta tarde, alrededor de las 15, en el Cementerio de la Chacarita en donde familiares, amigos, colegas y televidentes de la periodista se acercaron para despedirla. El cortejo fúnebre partió antes de las 14 de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y, minutos después, se detuvo en la puerta del edificio desde donde se emiten las señales de El Trece y Todo Noticias (TN): allí la esperaba un centenar de personas, entre las que se encontraban trabajadores de esos medios, para rendirle homenaje.

En esa señal del Grupo Clarín la legisladora de Evolución desarrolló la totalidad de su carrera ya que ingresó cuando tenía 25 años y se despidió el año pasado, cuando tenía 49. Martín Lousteau y su esposa, Carla Peterson; Santo Biasatti, ex cara de ‘Telenoche’ y Marcelo Bonelli, quien la acompañó todas las mañanas durante doce años en ‘Arriba Argentinos’ fueron algunos de las caras conocidas que estuvieron presentes en el mausoleo porteño. “No tengo palabras para este momento”, afirmó este último comunicador en una escueta declaración a C5N.

E paralelo a este doloroso momento, se llevó a cabo el segundo allanamiento dentro del Sanatorio La Trinidad de Palermo de la mano de cinco efectivos de la División del Cibercrimen de la policía. El objetivo era buscar imágenes del estudio que permitan develar lo que pasó el martes cuando se realizó el procedimiento. En un lapso que duró unas tres horas, no se pudo encontrar lo deseado.

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, Diego Pirota, aseguró que “no tiene dudas” de que las lesiones en el esófago y en el estómago de la periodista detectadas en la autopsia “fueron provocadas durante el procedimiento” en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo. Sin embargo, adelantó que todavía no se va a conocer si el deceso de la también diputada fue por responsabilidad del médico que le realizó la endoscopia.

“La investigación hoy tiene que ver con el informe pericial que se está llevando a cabo. Ya se realizó hace 48 horas una parte preliminar, un informe que tiene que ver con lo que los peritos vieron. La semana que viene, el viernes 16, vamos a tener un estudio ya microscópico de esto”, detalló el letrado en diálogo con TN.

A partir de ese informe, según Pirota, se podrá saber el estado en que se encontraba Débora previo al estudio, aunque para determinar las razones y las responsabilidades, si las hubo, habrá que esperar unos días más. “A partir de ahí sí vamos a tomar cursos de acción en la causa. Se van a realizar otro tipo de medidas y de pericias”, agregó.

“Nosotros entendemos que si ingresa una persona sana a realizarse un procedimiento y 18 minutos después fallece y encuentran que hay lesiones en el esófago y en el estómago no tengo ninguna duda ni necesito hacer ninguna medida de prueba para conocer que esas lesiones fueron provocadas durante el momento del procedimiento”, señaló Pirota. “Doy por sentado que esas lesiones existen. No tengo dudas de que algo sucedió”, concluyó.

Lo que ya se descartó es la responsabilidad de la anestesista que intervino en el procedimiento, la médica Nélida Inés Puente. Eduardo Gerome, su abogado, informó en diálogo con Pasión de Multitudes -por AM1300- que si bien “el juzgado pidió que se respete el secreto de sumario, trascendió que efectivamente no se pudo encontrar nada que se atribuya a la anestesia”.

Respecto a la presentación de su defendida ante la Justicia, Gerome aclaró que la médica no se autoimputó. “Cuando la familia hizo la denuncia entendimos que era necesario que se conozcan las causas de la muerte. Tenía que estar presente el representante técnico de la doctora en la autopsia, por eso nos presentamos de inmediato”.

Compartir

Dejar respuesta