Esta mañana, una empleada de Metrovías interrumpió el servicio de la línea C del subte porteño por un reclamo salarial: “Tengo fractura de vértebra y me rompí el disco, pero la empresa no me quiere pagar el sueldo”, contó la mujer en diálogo con Radio 10 luego de permanecer por dos horas en las vías de la estación Constitución.


“Agoté todos los medios. Me caí y fracturé porque trabajamos en condiciones deplorables. Tengo 11 años trabajando como conductora”, detalló, y aseguró resolvió llevar adelante dicha medida de fuerza ante la falta de respuesta tanto de la ART como de la empresa.

El servicio de la línea C estuvo interrumpido desde las 5.30 y se reanudó alrededor de las 7.20. Desde Metrovías señalaron que la la mujer no contó con el apoyo del sindicato.

Compartir

Dejar respuesta