El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó ayer que la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó 2,6 por ciento en abril, y la Canasta Alimentaria (CBA), que define la situación de indigencia, se incrementó 1,8 por ciento.

De esta forma, una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores necesitó $29.493,65 para no caer en la pobreza y de  $11.844,84 para no ser indigente. Hay que destacar que en los últimos doce meses la CBT acumula un incremento del 61,5 por ciento y la alimentaria un 66,1 por ciento.

Las malas noticias comunicadas por el INDEC también se reflejaron en otros ámbitos: según las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) se registró una caída del 1,3 por ciento durante marzo en comparación a febrero y del 6,8 por ciento interanual.

Compartir

Dejar respuesta