De acuerdo al último informe del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC), una familia tipo porteña necesitó 73.911 pesos en mayo para cubrir los gastos básicos de consumo: del total, 56.889 pesos se destinaron a servicios para el hogar y 17.105 pesos a productos de consumo masivo.

El primer ítem, que más carga genera sobre los gastos, indica que el 37 por ciento se lo llevan los alquileres e impuestos ($21.000). Seguido por los servicios personales, con el 34 por ciento, el transporte, con el 16 por ciento y los servicios para la vivienda, el 12 por ciento.

En tanto, los productos de consumo masivo se dividieron de la siguiente forma:  el 36 por ciento del presupuesto se lo llevan los comestibles envasados, seguidos por las carnes con el 32 por ciento, las frutas y verduras, con el 13 por ciento, las bebidas con el 12 por ciento y los productos de limpieza que representan un 7 por ciento.

Compartir

Dejar respuesta