Las Vegas, ciudad de la diversión, lujuria y el lujo, sufre por estas horas una invasión de saltamontes que espantaron a los turistas de las calles en plena temporada de verano. Las autoridades del estado de Nevada advirtieron que son inofensivos y que se encuentran de paso ya que están migrando al norte del país.

Desde el departamento de Agricultura local explicaron que este peculiar fenómeno se debió a que se registró un invierno y una primavera inusualmente húmedos. Jeff Knight, un entimólogo del departamento, aseguró que los insectos «no son portadores de inguna enfermedad».

Los insectos en una vereda a pocas calles del centro turístico (AFP)

«No muerden y ni siquiera son una de las especies a las que consideramos como problemáticas. Probablemente no causarán mucho daño», agregó a medios locales. Los especialistas indicaron que los turistas y pobladores deberán convivir al menos dos semanas más con los saltamontes en el aire.

Compartir

Dejar respuesta