Distintas organizaciones sociales, entre las que se encuentran la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Evita y Barrios de Pie, protestaron hoy en la sede de la legislatura de la ciudad de Buenos Aires para manifestarse en contra de la urbanización de la Villa 31 en la que viven más de 40 mil personas. “Nos habían prometido otra cosa, que no íbamos a ser desalojados”, alertó Miriam Suárez, del Movimiento de Vecinos.

Bajo el lema “Viviendas Si, negocio NO”, la mujer explicó en diálogo con AM 1300 que lo que quieren es que la urbanización “sea real tal como dice la Ley que se aprobó hace nueve años que decía que todo tenia que hacerse con el consenso del barrio. Ahora la nueva ley nos ha puesto en contra a unos con otros y no está a favor de notros”.

“Nos quieren hipotecar las viviendas y no sabemos el monto a pagar en esos 30 a 40 años. Tenemos que tener en el grupo familiar alguien que gane entre 20 y 25 mil pesos, nosotros no llegamos. Hay mucha gente grande y desempleada. ¿Qué va a pasar con ellos?”, se preguntó en el programa ‘En Tu Cara’.

Imagen relacionada

“En el borrador del dictamen no están consensuados los desgloses familiares, el hacinamiento y el rol de los inquilinos. Hay muchas personas que alquilan en el barrio porque en el resto de la ciudad piden condiciones. El Gobierno no está pensando en eso”, continuó.

“Todas las casas que habitamos las hemos construido con nuestro sacrificio. A nosotros nos cuesta. Vivimos así en una villa, pero son casitas de material. Tratamos de vivir como la gente decente en estos pequeños lugares que hemos comprado a aquellos que han usurpado”, agregó.

Imagen relacionada

“Las viviendas que hace el Gobierno son de chapa y durlock. La humedad se las está comiendo. Hace dos meses que algunos se han mudado porque les demolieron la casa y ya están mal. No sabemos si de acá a diez años van a continuar, no son a largo plazo”, comentó.

Compartir

Dejar respuesta