Según un relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas minoristas se desplomaron un 15,6 por ciento en noviembre frente al mismo período del año pasado. De esta forma, el 83,3 por ciento de los negocios registraron bajas anuales, y los comercios acumulan once meses consecutivos de ventas en caída.

Los descensos más profundos se registraron en la venta minorista de muebles con un declive anual de 23,5 por ciento (siempre medidas en cantidades), seguida por Electrodomésticos y Artículos Electrónicos (-21,8 por ciento). Mientras se acerca fin de año la economía no muestra signos de reactivación y la preocupación entre los comerciantes aumenta.

El canal de venta que mejores resultados arrojó en el mes anterior a las fiestas fue el de internet aunque se registró una caída 4,5 por ciento: un factor a tener en cuenta es que esa vía es la menos utilizada. La esperanza podría llegar en diciembre, aunque el panorama por ahora dependerá de las promociones, la financiación y la disponibilidad de efectivo.

Compartir

Dejar respuesta