La polémica por los casos de ‘gatillo fácil’ no se circunscriben a la Argentina. Familiares de un joven de 18 años de Magdalena, Colombia, denuncian que la policía mató de cuatro balazos al joven en la tarde del pasado martes, frente a una gran cantidad de vecinos, luego de haberlo reducido por “robar una gaseosa”.

La madre de Saúl Estiven Fernández Pinzón, Susana Pinzón, interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía contra los dos uniformados que aparecen en las imágenes y que llegaron al lugar luego de que fueran alertados de que el joven había consumido una gaseosa y no quería pagarla.

La mujer también se dirigió a la sede del diario ‘El Heraldo’ para suministrar el video y relatar que el joven se escondió en el billar al notar la presencia de los policías hasta donde lo fueron a sacar de manera violenta tomándolo del cuello. Según lo que se observa en las imágenes proporcionadas por el medio colombiano, Fernández Pinzón saca un cuchillo y forcejea con los dos policías que seguían intentando reducirlo. Uno de los uniformados lo mantiene agarrado por el pantalón hasta que el otro desenfunda su arma.

Luego de varios forcejeos, el muchacho estaba desarmado y uno de los agentes aprovecha para dispararle en el abdomen, pero la víctima reacciona con una patada contra el patrullero y este le dispara por segunda ocasión ya en el pecho, dejándolo tendido en el suelo.

“Ya en el piso el policía le dispara dos veces más. Queremos que paguen con cárcel. O esa institución (la policía) se compone o se compone”, dijo otro familiar de la víctima. Según se puede ver en el video de un poco más de dos minutos de duración, tras dispararle el policía se sube a la moto y se va con su compañero, lo que provoca que la comunidad les lance piedras, pero sin lograr impactarlos.

Fernández fue trasladado en una ambulancia hasta el Paso de La Chinita-La Luz, en Barranquilla, donde falleció. El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, explicó que el caso pasó a manos de una comisión conformada por Justicia Penal Militar, la Policía Judicial y la Unidad de Disciplina, que investigan los desafortunados hechos.

Compartir

Dejar respuesta