La empresa estatal YPF decidió bajar desde hoy un 1 por ciento el precio de la nafta súper, un 1,5 por ciento el de la Infinia aunque aumentó el valor del litro de las dos versiones del gasoil en torno al 3 por ciento. Lo cierto es que en lo que va del año los combustibles han subido en trece oportunidades acumulando un alza del 64,75 por ciento, un número que superará la inflación acumulada en todo el 2018.

En concreto, la nafta súper pasará de $37,59 a $37,21; Infinia pasará de $44,01 a $43,35; Diesel 500 de $33,76 a $34,84; e Infinia Diesel de $39,67 a $40,86. Como contrapartida, el gasoil Diesel 500 escalará de $33,76 a $34,84 y el Infinia Diesel de $39,67 a $40,86. Se estima que esta ínfima variación no produzca cambios significativos en el bolsillo.

Desde el sector se encuentran en alerta debido a que los últimos datos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina (Cecha) indican que en octubre el consumo de combustible cayó un 10 por ciento en comparación a septiembre y un 6,6 por ciento en relación al mismo mes de 2017.

Compartir

Dejar respuesta