Soledad Mcnally, la directora de Tránsito del municipio de Zárate, protagonizó un verdadero escándalo cuando circulaba por la ruta 193 de esa zona: su marido, al mando del volante chocó contra un otro vehículo y ella increpó a un agente de tránsito para evitar que le hagan el control de alcoholemia. Ambos estaban borrachos.

Todo tuvo lugar en las primeras horas del domingo, pero se conoció este martes. Fuentes policiales informaron que en aquel momento se dirigieron al lugar del accidente entre el Volkswagen Vento y el Ford Fiesta para hacer los procedimientos correspondientes, pero se encontraron con un impedimento.

Así terminó el Ford Fiesta en el que iban las víctimas del choque.

“Mcnally, de manera belicosa y provocadora hacía referencia que al ser funcionaria municipal no se le debía hacer intervención alguna. Además, hablaba incoherencias producto del alcohol”, relata el parte en donde se describe la actitud de la funcionaria.

A pesar de la oposición, los agentes pudieron hacer el chequeo: el hombre tenía 1,050 de alcohol en sangre, más del doble del permitido, y ella tenía 0,6 gramos de alcohol en sangre. Los que se llevaron la peor parte fueron los cuatro ocupantes del Fiesta que tuvieron que ser trasladados al Hospital Virgen del Carmen.

Compartir

Dejar respuesta