Si hay un personaje que nunca será olvidado es Fernando Peña, el actor y conductor uruguayo que conquistó Buenos Aires y sin dudas marcó un antes y un después en la histeria de la comunicación. Este sábado, en el Centro Cultural Kirchner, Diego Scott presentará “Puto Lindo. La vida de Fernando Peña”, el libro en el que retrata lo mejor del artista.

«Charlé con muchos amigos de él para recordar anécdotas y reconstruir cómo fue su vida. Le dimos un cierre a este ciclo que fue el libro y al décimo aniversario de su muerte que se cumplió este año. Todos los días me acuerdo de cosas que no entraron en el libro», le contó a Andrea Bisso en ‘Cosas de Minas’ por AM 1300.

En la entrevista, recordó que a medida que fue armando el libro comprobó historias que contaba en la radio eran verídicas. «Todos los años el día del aniversario de su muerte pasan cosas en las redes sociales en donde la gente lo recuerda. No pasa con muchas personas. Sigue presente. Ahora, con el libro, es recordarlo un poco», completó.

 Resultado de imagen para “Puto Lindo. La vida de Fernando Peña”

«Trabajé diez años con él, me dejó muchas cosas. Era lo mejor que te podía pasar en el mundo. Fue disfrutar, aprender a partir de lo que hacía. Los personajes le brotaban, le salían. Tenía miles de voces en la cabeza y al aire las convertía en personajes. Había que tenerle aguante porque era intenso: fueron años divertidos y movidos», rememoró.

«Era muy generoso porque estaba seguro de su talento y capacidad. No era mezquino con los que tenía al lado porque sabía quien era él, dejaba que los demás hagan cosas porque sabía que no lo iban a igualar. No creía que iba a morir. Estaba preocupado cuando lo habían internado, pero siempre salía. El quería una muerte con un poco más de glamour. Lo último que quería era morirse en un hospital», explicó.

Compartir

Dejar respuesta